Artículo I de la Constitución de Estados Unidos Parte 2

Artículo I de la Constitución de Estados Unidos Parte 2

Congress, The CapitolLeer Parte 1: Artículo I de la Constitución de Estados Unidos

Los poderes enumerados del Congreso, Sección 8

Sección 8 de la Constitución concede poderes específicos sobre las leyes que el Congreso puede aprobar.  El poder congresal se limita a estos “poderes enumerados.”  Cuando el Congreso toma decisiones más allá de los poderes enumerados concedidos, ese acto es “inconstitucional.”  Este es el concepto legal de “gobierno limitado.”   Una analogía es cuando un agente nombrado por un “poder notarial” actúa más allá de los poderes concedidos por el principal.  Tales actos son ilegales o inválidos.  Este es el concepto de actos congresales que están más allá de los poderes de Artículo I, Sección 8.

Desde 1803, en Marbury v. Madison, la Corte Suprema ha ejercido el poder para declarar inconstitucionales los actos del Congreso.  Durante más de 150 años la Corte, en general, vio la Constitución como un límite verdadero sobre la autoridad del Congreso.

En 1942 eso cambió con el caso de Wickard v. Filburn cuando la Corte afirmó que el Congreso podía regular a un granjero que crecía trigo para su propio uso.  Con ese caso la Corte decidió que la Cláusula de Comercio le dio al Congreso mucha autoridad sobre la vida americana.  Con una visión expansiva de la Cláusula de Comercio, el Congreso, con la aprobación de la Corte Suprema, tiene la autoridad de legislar sobre cualquier cosa que influya en el comercio interestatal.  En práctica, esto le ha dado control sobre la mayoría de los aspectos de la vida americana al Congreso.

Los poderes enumerados en Sección 8 son:

– Establecer y recaudar impuestos, derechos, contribuciones y consumos;

– Pagar las deudas y proveer a la defensa común y el bienestar de Estados Unidos;

– Contraer empréstitos a cargo de créditos de Estados Unidos;

– Reglamentar el comercio con las naciones extranjeras, entre los diferentes estados y con las tribus indias;

– Establecer un régimen uniforme de naturalización y leyes uniformes en materia de quiebra en todos Estados Unidos;

– Acuñar monedas y determinar su valor, así como el de la moneda extranjera, y fijar los patrones de las pesas y medidas;

– Proveer lo necesario al castigo de quienes falsifiquen los títulos y la moneda corriente de Estados Unidos;

– Establecer oficinas de correos y caminos de posta;

– Fomentar el progreso de la ciencia y las artes útiles, asegurando a los autores e inventores, por un tiempo limitado, el derecho exclusivo sobre sus respectivos escritos y descubrimientos;

– Crear cortes inferiores a la Corte Suprema;

– Definir y castigar la piratería y otros delitos graves cometidos en alta mar y violaciones al derecho internacional;

– Declarar la guerra, otorgar patentes de corso y represalias y dictar reglas con relación a las presas de mar y tierra;

– Reclutar y sostener ejércitos, pero ninguna autorización presupuestaria de fondos que tenga ese destino será por un plazo superior a dos años;

– Habilitar y mantener una armada;

– Dictar reglas para el gobierno y ordenanza de las fuerzas navales y terrestres;

– Disponer cuándo debe convocarse la milicia nacional con el fin de hacer cumplir las leyes de la Unión, sofocar las insurrecciones y rechazar las invasiones;

– Proveer lo necesario para organizar, armar y disciplinar la milicia;

– Legislar en forma exclusiva en todo lo referente a la sede de gobierno;

– Expedir todas las leyes que sean necesarias y convenientes para llevar a cabo los poderes anteriores

Los actos prohibidos del Congreso: Sección 9 

Además de conceder poder específico, la Constitución (en su forma original, no enmendada) prohíbe al Congreso de hacer lo siguiente:

– Suspender el privilegio de habeas corpus;

– Imponer mayores impuestos sobre los puertos de un estado que sobre los puertos de otro;

– Pasar decretos de proscripción ni leyes ex post facto;

– Usar fondos sin autorización por ley;

– Conceder ningún título de nobleza.

Mientras los americanos generalmente consideran la Carta de Derechos (Enmiendas I-X) garantías constitucionales, se enumeran dos derechos imprescindibles en Sección 9.  Habeas Corpus, en la tradición legal angloamericana, proviene de la Magna Carta de 1215.  Requiere que una persona detenida contra su voluntad tenga el derecho de demandar una audiencia judicial.  Las restricciones sobre los Escritos de Proscripción y Confiscación y leyes ex post facto aseguran que el Congreso no señale a un solo individuo para ser castigado, ni que declare algo ilegal a posteriori.

Las limitaciones de Artículo I sobre los gobiernos estatales

Para mantener la autoridad congresal en áreas específicas, la Constitución limita las acciones de gobiernos estatales.  Los gobiernos estatales no pueden:

– Celebrar ningún tratado, acuñar moneda, aprobar escritos de proscripción y confiscación, leyes ex post facto, ni obstaculizar contratos;

– Aprobar leyes que imponen impuestos de importación;

– Hacer la guerra.

Artículo I, el primer artículo para el primero entre iguales 

Muchas veces se describen las ramas legislativa, ejecutiva, y judicial del gobierno americano como ramas de gobierno co-iguales.  Artículo I es con diferencia el artículo más detallado de la Constitución.  Fue la legislatura que los Fundadores entendían como la fuente verdadera de la autoridad del gobierno.  Se dice que se define al Congreso en Artículo I porque, según ha dicho James Madison, el Congreso debía de ser “la primera rama del gobierno.”

Los poderes enumerados de Artículo I son una fuente primaria de la autoridad congresal.  Según la manera de contar, hay hasta treinta y cinco poderes concedidos en toda la Constitución.

To read this entry in English, see:  Article I of the US Constitution  

Sin comentarios

Disculpe, los comentarios están cerrados en este momento.