La ley natural y la autoridad legítima de los Estados Unidos Parte 3 de 4

Constitucion Meme sobre derechosEl reconocimiento de los derechos naturales no enumerados en la Constitución de EU 

La Declaración de Independencia afirma que la base legal de los Estados Unidos es la ley natural.[1]  Esto lleva al reconocimiento imperativo de derechos además de los mencionados explícitamente en la Constitución, o sea, los “derechos no enumerados.”  Este reconocimiento se manifestó de manera positiva[2] en la Enmienda IX:

“No por el hecho de que la Constitución enumera ciertos derechos ha de entenderse que niega o menosprecia otros que retiene el pueblo.”

Se reconoce aquí que existen otros derechos aparte de la escrita ley positiva.  Junto con la Declaración, este principio, el cual sale de la ley natural, provee la filosofía organizadora del gobierno de los Estados Unidos, su legitimidad legal, y las limitaciones sobre sus acciones.

Raras veces considera la Corte Suprema los principios Fundadores de derechos naturales/ley natural.  Cuando ocurre, gana la libertad.  Un ejemplo (bastante raro) fue cuando se llegó a entender que el derecho de la Segunda Enmienda a poseer y portar armas era un derecho personal y no colectivo.

La ley natural divina, secular, e histórica como principios organizadores 

Tanto la ley natural divina como la secular tienen principios inflexibles a que se puede dirigir para la legitimidad del gobierno en la aceptación de la autoridad del gobierno por los ciudadanos.  Estos principios aportan la base para un “gobierno de leyes, no de hombres.”

La ley natural histórica, por depender de las costumbres y la sabiduría judicial, últimamente no provee principios controladores y resulta en un “gobierno de hombres, no de leyes.”  Mientras más usaban la ley natural histórica los jueces, ellos se liberaban de los principios restrictivos de la ley natural.  Con los jueces menos restringidos, los otros participantes en el sistema político perdieron también sus restricciones.

Liberados de los límites de la ley natural, los oficiales del gobierno no se sienten restringidos a actuar dentro de los límites de la ley positiva.  La Constitución se reduce a palabras vacías, y en algunos casos, ni siquiera eso.[3]

La ley natural y la autoridad legítima de los Estados Unidos Parte 1

La ley natural y la autoridad legítima de los Estados Unidos Parte 2 

La ley natural y la autoridad legítima de los Estados Unidos Parte 4

_______________________________________________________________________________

[1] La Declaración combina la ley natural secular (“leyes de naturaleza”) y la ley natural divina (“Dios de la naturaleza”).  Las dos son compatibles.  Aunque cada empieza con una suposición distinta, generalmente llegan al mismo lugar.  Un ejemplo sencillo es que “No matarás” es un mandamiento divino y el Derecho a la vida es una ley inmutable de la naturaleza.

[2] Se refiere a la ley escrita por hombres como la “ley positiva” para distinguirla de la ley natural.  En la Constitución de los Estados Unidos se ha hecho parte de la ley positiva de la Carta de Derechos unas específicas leyes naturales inalienables, por ejemplo, las libertades de palabra, religión, e imprenta y el derecho a poseer y portar armas.  Más allá de los derechos escritos como ley positiva, se han reconocido también los derechos no enumerados.  Este reconocimiento viene de la herencia de ley natural que tiene el país.  Mientras ciertas decisiones de las cortes han descartado la Declaración como “ley,” Timothy Sandefur afirma que merece ser un principio rector en la interpretación constitucional.

[3] En el discurso sobre el Estado de la Unión en 2013, el Presidente Obama avisó: “Pero si el Congreso no actúa pronto…yo sí.”  Esto no apoya el proceso constitucional y sirve como ejemplo de la aplicación sin ley de poder político.

 

Sin comentarios

Disculpe, los comentarios están cerrados en este momento.