La ley natural y la autoridad legítima de los Estados Unidos, Parte 1 de 4

Declaración de Independencia El gobierno necesita una base para ejercer autoridad sobre la gente.  Los ciudadanos tienen que aceptar la autoridad del gobierno.  Un gobierno no aceptado por la gente que gobierna no perdurará.  Tal aceptación deriva del miedo, de la tradición o de la filosofía.

Los dictadores obtienen autoridad por inculcar el miedo de la desobediencia en la población.  Una teocracia ordenada por Dios sale de las tradiciones religiosas.  Una monarquía combina las tradiciones religiosas[1] y el miedo de la autoridad absoluta del monarca.  Los comunistas han ganado poder con una filosofía basada en la “dictadura del proletariado.”[2]  Los Estados Unidos se fundó sobre una filosofía de la ley natural como la fuente de autoridad legítima y legal para el gobierno.

Gobierno por filosofía: el entendimiento, la aceptación & la conducta congruente 

Para que un gobierno fundado en la filosofía mantenga su autoridad, hacen falta cuatro cosas:

  1. Un entendimiento de la filosofía por la gente
  2. Una aceptación de la filosofía por la gente
  3. Una conducta congruente con la filosofía por parte del gobierno
  4. El consentimiento de los gobernados

 

La Declaración de Independencia estableció la ley natural como el principio organizador de los Estados Unidos

Según se anunció en la Declaración de Independencia, el principio filosófico fundador de los Estados Unidos es la ley natural:

“Cuando en el Curso de Acontecimientos humanos se hace necesario que un Pueblo…adopte entre los Poderes de la Tierra la Posición igual y separada a la que las Leyes de la Naturaleza y de la Naturaleza de Dios le dan derecho…” (énfasis añadido)

La Declaración les anunció al Rey George y a la “humanidad”[3] los motivos de la separación.  Más que decirles al Rey George y al mundo por qué se separaban las colonias, los hombres que proponían fundar los Estados Unidos le explicaba al pueblo el principio rector de la nueva nación.  La explicación era crucial para que el nuevo gobierno fuera aceptado por la gente de los Estados Unidos.

Thomas-Jefferson-150x150Thomas Jefferson resumió de manera sucinta los principios centrales de la teoría de la ley natural:

“…todos los Hombres son creados iguales, que su Creador los ha dotado de ciertos Derechos inalienables, que entre ellos se encuentran la Vida, la Libertad y la Búsqueda de la Felicidad. Que para asegurar estos Derechos se instituyen Gobiernos entre los Hombres, los cuales derivan sus Poderes legítimos del Consentimiento de los Gobernados.”

Parte 1 de 4

Leer Parte 2:  La ley natural y la autoridad legítima de los Estados Unidos, Parte 2

La ley natural y la autoridad legítima de los Estados Unidos Parte 3

La ley natural y la autoridad legítima de los Estados Unidos Parte 4

______________________________________________________________________________

[1] El derecho divino de los reyes propuso que Dios obró su voluntad para nombrar al monarca.

[2] Aunque se ha empleado el comunismo y su dictadura del proletariado en ganar apoyo para el cambio de gobierno, la historia ha demostrado que para mantener el poder, los gobiernos comunistas han tenido que hacerse dictaduras y ejercer la autoridad por generar miedo en la población.

[3] Los Fundadores eran pragmáticos sobre las relaciones internacionales.  Entendían la necesidad del apoyo externo a la Revolución.  No vino de los franceses.  Resultaron fundamentales los talentos y habilidades de otras partes, incluso de Polonia (Pulaski, Kosciusko).  La “explicación” a la humanidad en la Declaración atrajo tal apoyo: “un Respeto apropiado por la Opinión de la Humanidad exige que dicho pueblo declare los motivos que lo impulsan a la Separación.”

1Comentario