La “Cláusula de Originación” de la Constitución de Estados Unidos, Parte 2

La “Cláusula de Originación” de la Constitución de Estados Unidos, Parte 2

Por qué se inician los proyectos de leyes fiscales en la Cámara de Representantes

Parte 2 de 6

Chief-Justice-John-Marshall-300x300Esta es la segunda parte de una serie de seis que explica una parte importante de la Constitución, la “Cláusula de Originación.”  La serie explica cómo la cláusula supone una garantía de responsabilidad en cuanto a los impuestos y cómo el Congreso ha intentado ignorar el propósito de la Constitución. Leer Parte 1 aqui.

John Marshall: “El poder para fijar impuestos incluye el poder de destruir.” [1] 

La operación más fundamental de la soberanía y la mayor amenaza a la libertad y los derechos naturales es el poder para fijar impuestos.  En vista de los abusos de impuestos bajo los reyes ingleses y el Parlamento [2], los autores de la Constitución deseaban que los impuestos estuvieran bajo el escrutinio de los votantes.  Los ciudadanos habían de elegir directamente a los miembros de la Cámara de Representantes cada dos años de los distritos locales.  Los miembros del Senado servirían seis años  y serían elegidos por las legislaturas de los estados y no por los votantes. [3]

Para que el componente de gobierno más próximo al pueblo fuera responsable de los impuestos, asegura el Artículo I, Sección 7, Cláusula 1 de la Constitución, llamado la “Cláusula de Originación,” que:

“Todo proyecto de ley que tenga por objeto la obtención de ingresos deberá proceder primeramente de la Cámara de Representantes; pero el Senado podrá proponer reformas o convenir en ellas de la misma manera que tratándose de otros proyectos.” 

La experiencia inglesa y colonial como guía

El Parlamento inglés consiste en dos organismos, la Cámara de los Comunes y la Cámara de los Lores.  Los ciudadanos eligen directamente a los miembros de los Comunes y para los Lores, o se nombran al puesto o lo heredan.  Desde principios del siglo XV la ley inglesa había limitado la generación de los impuestos a los Comunes quienes fueron elegidos directamente.[4]  En las colonias, se originaban los impuestos y los presupuestos en las asambleas coloniales elegidas popularmente.  En el momento de la Convención Constitucional de 1787, muchas constituciones estatales limitaban la generación de los ingresos a la Cámara baja de la legislatura.  Así, existía una tradición de larga duración que una protección de los impuestos pesados resultaba de dar la responsabilidad de presentar leyes de impuestos a los representantes más próximos al pueblo.

Equilibrar los intereses de estados grandes y estados pequeños

Los Artífices tenían que equilibrar la protección de los derechos individuales con las consideraciones políticas prácticas.  Por eso, se dividió la Cláusula de Originación en dos partes.  La primera, “Todo proyecto de ley que tenga por objeto la obtención de ingresos deberá proceder primeramente de la Cámara de Representantes,” aseguraba protección tanto al pueblo como a los estados grandes por iniciar los impuestos en la Cámara con representantes elegidos frecuentemente y el número de miembros basado en la población.  La segunda parte, “…pero el Senado podrá proponer reformas o convenir en ellas de la misma manera que tratándose de otros proyectos,” protegía los intereses de los estados pequeños por permitir enmiendas del Senado, un organismo en que los estados tenían la representación igual.

Volume One James MadisonUna cláusula crítica en la protección de los derechos de los ciudadanos

La Cláusula de Originación desarrolló de más de 400 años de historia y una tradición de dar el “poder del dinero” a la parte del gobierno diseñada a ser la más receptiva al pueblo.  Se identifica este componente como el que tiene elecciones frecuentes y menos electores.  Sería también “buen gobierno” designar claramente el organismo gubernamental que generaría los impuestos.  Esto aseguraría responsabilidad y un periodo de tiempo en que los ciudadanos podrían hablar a través de sus votos.

Cuando habló al Primer Congreso, James Madison explicó:

“La Constitución, según ya se había observado, coloca el poder de iniciar proyectos de ley (money bills) en la Cámara.  La razón principal de hacer esta distinción en la constitución es que [los miembros de la Cámara] fueron elegidos por el Pueblo, y se supone que conocen mejor los intereses y la capacidad de ellos.  Para asegurar de que los de la Cámara mejor conocieran estos objetos, la rama demócrata de la Legislatura consistía en mayor número, y se eligieron por menos tiempo, para que volvieran con más frecuencia al Pueblo.” 

La Cláusula de Originación une la protección de los ciudadanos y las políticas prácticas

La filosofía de la Declaración reconocía que era necesario que un gobierno protegiera los derechos naturales, e inalienables, del pueblo.  Los Fundadores también comprendían que normalmente se conceden dos monopolios a un gobierno para funcionar: los impuestos y la violencia.  Para establecer un gobierno que ejerciera estos monopolios de una manera responsable y que protegiera derechos, se crearon una multitud de salvaguardias institucionales.

Un problema agravante en la creación de estas salvaguardias fue cómo unir las metas filosóficas con las políticas prácticas.  La Cláusula de Originación fue una de las salvaguardias en el empleo del monopolio de impuestos.  Se la formó para proteger derechos y cumplir con las políticas prácticas de establecer una “más perfecta unión” entre un grupo de estados con diversos intereses.

Para aprender sobre el estado de la Cláusula de Originación desde la ratificación de la Constitución, véase la próxima parte de esta serie, La “Cláusula de Originación” de la Constitución: Por qué se inician los proyectos de leyes fiscales en la Cámara de Representantes, Parte 3.

To read this entry in English visit:  Constitution’s “Origination Clause”: Why Revenue Bills Start in the House, Part 1

______________________________________________________________________________________________

[1] McCulloch v. Maryland, 17 US 316 (1819)

[2] El Parlamento impuso impuestos sobre los colonizadores y no había representativos coloniales.  Por eso tenemos el lema revolucionario: “No hay impuestos sin representación.”

[3] La elección directa de los Senadores vendría 114 años más tarde con la ratificación de la Enmienda XVII.

[4] Para una historia de las prácticas de originación de impuestos en Inglaterra, las colonias y los estados, y la Cláusula de Originación en los Estados Unidos en los Siglos XVIII y XIX, véase: Proyectos de leyes fiscales bajo las constituciones federales y estatales.

Sin comentarios

Disculpe, los comentarios están cerrados en este momento.